top of page

Dejar de fumar antes siempre es mejor para la supervivencia al cáncer de pulmón

Dejar de fumar ofrecerá un beneficio, incluso a las personas que luego reciben un diagnóstico de cáncer de pulmón, indica una investigación reciente.

Aunque con frecuencia los estudios comparan los resultados entre los fumadores y las personas que nunca han fumado, los investigadores encontraron que dejar de fumar en un momento más temprano también resultaba beneficioso.

Entre las personas diagnosticadas con el tipo más común de cáncer de pulmón, llamado cáncer de pulmón de células no pequeñas, los fumadores actuales tuvieron una cantidad un 68 por ciento más alta de muertes, en comparación con las personas que nunca habían fumado, mientras que los exfumadores solo tuvieron una cantidad un 26 por ciento más alta más muertes.

Y mientras más tiempo hacía que un paciente había dejado de fumar antes de recibir un diagnóstico de cáncer de pulmón, mayores eran las probabilidades de supervivencia.

"Los historiales de fumar de nuestros participantes variaron. Algunos habían dejado de fumar unos años antes de su diagnóstico, y otros habían dejado de fumar varias décadas antes", comentó el autor sénior del estudio, David Christiani, profesor de genética ambiental de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Este amplio rango nos dio confianza en nuestros resultados: el beneficio de la cesación del tabaquismo anterior al diagnóstico persiste incluso tras un diagnóstico de cáncer de pulmón", señaló en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores estudiaron a casi 5,600 pacientes con este cáncer de pulmón común, que se inscribieron en la Cohorte de Sobrevivientes al Cáncer de Pulmón de Boston, del Hospital General de Massachusetts, entre 1992 y 2022.

Entre ellos, 795 nunca habían fumado, 3,308 eran exfumadores, y 1,491 eran fumadores actuales.

Cada participante respondió a preguntas sobre sus hábitos de fumar y otras informaciones de salud y demográficas al principio del estudio. Los investigadores monitorizaron su supervivencia cada 12 a 18 meses.

Durante el periodo del estudio, 3,842 de los participantes fallecieron, entre ellos un 79.3 por ciento de los fumadores actuales, un 66.8 por ciento de los exfumadores, y un 59.6 por ciento de los que nunca habían fumado.

Por supuesto, nunca haber fumado ofreció a los individuos las mayores probabilidades de sobrevivir, pero aun así los investigadores anotaron unas asociaciones significativas entre unos números más bajos de muertes y haber dejado de fumar antes de recibir un diagnóstico de cáncer de pulmón.

Duplicar el número de años desde que habían dejado de fumar antes de su diagnóstico de cáncer de pulmón se asoció de manera significativa con una supervivencia más prolongada.

Las asociaciones entre la supervivencia y los antecedentes de fumar podrían variar dependiendo de la etapa clínica en la que se diagnosticó el cáncer de pulmón, anotaron los investigadores. El estudio tampoco tomó en cuenta los distintos tipos de tratamiento que los participantes recibían.


El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. financió el estudio. Los resultados se publicaron en la edición del 5 de mayo de la revista JAMA Network Open.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen consejos sobre cómo dejar de fumar.

 

*Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

*Fuente: HealthDay News

Copyright © 2023HealthDay. All rights reserved.

22 visualizaciones0 comentarios

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page