top of page

Mantener unos niveles estables de colesterol podría ayudar a proteger de la demencia

¿Las fluctuaciones en los niveles de grasa en sangre aumentan las probabilidades de recibir un diagnóstico de enfermedad de Alzheimer?

Sí, sugiere un nuevo estudio, que encontró que los niveles fluctuantes entre los adultos mayores podrían aumentar el riesgo de enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Los que tenían la mayor cantidad de fluctuaciones en el colesterol presentaban un riesgo un 19 por ciento más alto de desarrollar Alzheimer o demencia, y los que tenían la mayor cantidad de fluctuaciones en los niveles de triglicéridos presentaban un riesgo un 23 por ciento más alto, encontraron los investigadores.

Aun así, el Dr. Marc Lawrence Gordon, jefe de neurología del Hospital Zucker Hillside de Northwell Health en Great Neck, Nueva York, enfatizó que el estudio no puede probar que estas variaciones en realidad provocaban Alzheimer o demencia.

"No se sabe si estas fluctuaciones son lo que provocan la demencia, o si una mayor incidencia de demencia de alguna forma provoca estas fluctuaciones", planteó Gordon, que no participó en el estudio. "No podría aconsejar a mis pacientes que hicieran algo en particular tomando estos datos como base".

Pero la investigadora principal, Suzette Bielinski, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, cree que los hallazgos podrían resultar útiles.

"Las fluctuaciones en estos resultados [de las pruebas de colesterol y triglicéridos] a lo largo del tiempo podrían potencialmente ayudarnos a identificar quién tiene un mayor riesgo de demencia, ayudarnos a comprender los mecanismos del desarrollo de la demencia, y en última instancia determinar si nivelar estas fluctuaciones podría tener un rol en la reducción del riesgo de demencia", señaló en una declaración.

En el estudio, Bielinski y sus colegas recolectaron los datos de más de 11,500 hombres y mujeres de a partir de 60 años, que no tenían Alzheimer ni otro tipo de demencia.

Los investigadores encontraron que, a lo largo de un seguimiento promedio de 13 años, los que habían tenido la mayor variación en los niveles de colesterol experimentaron un mayor riesgo de deterioro mental.

De las más de 2,400 personas que desarrollaron Alzheimer o demencia, 515 de las que tenían la mayor cantidad de variaciones en los niveles de colesterol desarrollaron demencia, en comparación con 483 de las que tenían la menor cantidad de variaciones.

Estos resultados se obtuvieron después de que los investigadores ajustaran por factores como el sexo, la raza, el nivel educativo y los medicamentos para reducir el colesterol.

"Sigue sin estar claro por qué y cómo los niveles fluctuantes de colesterol y triglicéridos se relacionan con el riesgo de enfermedad de Alzheimer", apuntó Bielinski.

El informe se publicó en la edición en línea del 5 de julio de la revista Neurology.

Qué opinan otros expertos

Un experto comentó que la salud del corazón y la salud del cerebro están interconectadas, y que mantener el colesterol y los triglicéridos bajo control podría tener un rol en la prevención de la demencia.

"La salud del corazón y la salud del cerebro se relacionan de forma estrecha", señaló Christopher Weber, director de iniciativas globales de ciencia de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Las fluctuaciones en el colesterol pueden afectar a la salud vascular del cerebro, y contribuir a un aumento en el riesgo de desarrollar un deterioro cognitivo (mental) y demencia, lo que incluye a la enfermedad de Alzheimer, apuntó. Además, la disfunción de los vasos sanguíneos en el cerebro podría contribuir a la conexión entre las fluctuaciones en el colesterol y el Alzheimer, anotó Weber.

"Esto podría afectar al flujo sanguíneo en el cerebro y aumentar el riesgo de deterioro cognitivo y Alzheimer a una edad más avanzada", advirtió.

Weber añadió que mantener un nivel bajo y estable de colesterol y triglicéridos podría ser beneficioso para reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer.

"Siempre debe consultar al médico o proveedor de atención de la salud si le preocupa su salud cardiovascular, niveles de colesterol o deterioro cognitivo. Conozca las cifras de su salud cardiaca, obtenga tratamiento cuando lo necesite, y tenga un estilo de vida general saludable para el corazón y el cerebro", aconsejó Weber.

"La investigación sigue evolucionando, pero hay fuertes evidencias de que las personas pueden reducir su riesgo de deterioro cognitivo al hacer cambios clave en el estilo de vida, lo que incluye realizar una actividad física regular, mantenerse socialmente implicado, y mantener una buena salud cardiaca", subrayó Weber.

Más información

Aprende más sobre la enfermedad de Alzheimer en la Asociación del Alzheimer.

 

*Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

*Fuente: HealthDay News

Copyright © 2023 HealthDay. All rights reserved.

9 visualizaciones0 comentarios

댓글


댓글 작성이 차단되었습니다.
bottom of page