Search

Pasar más tiempo al aire libre podría reducir el riesgo de esclerosis múltiple en los jóvenes

Los niños que están en riesgo de desarrollar esclerosis múltiple (EM) quizá obtengan cierta protección de la enfermedad si pasan más tiempo al sol, sugiere un estudio de tamaño reducido.


Aunque la EM es rara en los niños y los adultos jóvenes, los que tienen familiares con la afección presentan un aumento en las probabilidades de desarrollar la enfermedad de forma precoz. La exposición a la luz del sol podría reducir su riesgo a la mitad, señalan los investigadores.


“En las familias en que hay varios casos de EM, sabemos que en general hay un riesgo más alto para los individuos de estas familias”, comentó la autora principal, la Dra. Emmanuelle Waubant, neuróloga y directora del Centro Pediátrico Regional de Esclerosis Múltiple de la Universidad de California, en San Francisco.


Enfatizó que este estudio no prueba que la luz del sol reduzca el riesgo de EM, solo que podría haber una asociación.


“Si alguien tiene hermanos o padres con EM, entonces quizá asegurarse de pasar tiempo al sol con regularidad podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir la enfermedad”, planteó Waubant.


La EM es una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central, y provoca síntomas impredecibles, como entumecimiento, hormigueo, cambios en el estado de ánimo, ceguera o parálisis, según la Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple (National Multiple Sclerosis Society). La mayoría de los pacientes son diagnosticados entre los 20 y los 50 años.


Parece que hay algo “muy peculiar respecto a la EM y los niños... ¿Por qué un niño desarrollaría una enfermedad que en general comienza 20 o 30 años más tarde?”, se preguntó Waubant.


Los investigadores teorizan que es probable que se deba a que quizá tengan una mayor exposición a los factores de riesgo, o tal vez un número más alto de genes que podrían desencadenar la enfermedad.


Conoce nuestro Programa Clínico de Manejo de Esclerosis Múltiple


Un aumento de la vitamina D se ha vinculado con un riesgo más bajo de EM, y podría explicar el efecto de la luz solar encontrado por los investigadores. Waubant sospecha que una combinación de que la luz solar aumenta la vitamina D y potencia a las células inmunitarias de la piel resulta protectora.


“Pensamos que quizá no sea solo la vitamina D, sino también el hecho de que hay células inmunitarias en la piel, y estas células inmunitarias se estimulan mediante la exposición al sol, y esto no está relacionado con la vitamina D”, aclaró. “Estas células inmunitarias en realidad son células inmunitarias buenas, que ayudan a atenuar la inflamación”.


Casi 1 millón de estadounidenses vivían con la EM en 2019, según los datos del Censo de EE. UU.


Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 8 de diciembre de la revista Neurology.


Más información


Aprende más sobre la EM en Johns Hopkins Medicine.

 

*Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

*Fuente: HealthDay News

Copyright © 2022 HealthDay. All rights reserved.

12 views0 comments