top of page
Buscar

Urge combatir la desigualdad en el Día Mundial de Alerta contra el SIDA

Nuevos datos de ONUSIDA (el organismo de las Naciones Unidas que lidera el esfuerzo mundial por poner fin a la epidemia de sida) sobre la respuesta mundial al VIH revelan que durante los dos últimos años de la COVID-19 y otras crisis mundiales, el progreso contra la pandemia del VIH ha decaído, los recursos se han reducido y, como resultado, hay millones de vidas en riesgo.


La organización mundial ha puesto especial énfasis este año en fomentar un mensaje de inclusión dirigido a crear conciencia para acabar con la epidemia del SIDA a nivel global. Durante el Día Mundial de Alerta contra el SIDA, “ONUSIDA insta a todos y cada uno de nosotros a abordar las desigualdades que están frenando el progreso para poner fin al sida”.


El eslogan «Igualdad Ya» es una llamada a la acción. Según el organismo, pretende impulsarnos a trabajar en todas aquellas acciones prácticas que se ha demostrado que son necesarias para abordar las desigualdades y ayudar a poner fin al sida.


Datos recientes sobre el VIH en el mundo


El número de nuevas infecciones disminuyó a nivel mundial solo un 3.6 % entre 2020 y 2021, el descenso anual más pequeño en las cifras de nuevas infecciones por el VIH desde 2016. Europa oriental y Asia central, Oriente Medio, el norte de África y América Latina llevan varios años experimentando un aumento de las infecciones anuales por el VIH. En Asia y el Pacífico, la región más poblada del mundo, los datos de ONUSIDA reflejan que ahora las nuevas infecciones por el VIH están aumentando en aquellos rincones donde habían empezado a disminuir. El incremento en el número de nuevas infecciones en estas zonas es, sin duda, alarmante. En África oriental y meridional, los rápidos avances de años anteriores se ralentizaron significativamente en 2021. No obstante, también hay datos positivos. Se observan descensos notables en las nuevas infecciones por el VIH en África occidental y central y en el Caribe, pero incluso en estas regiones la respuesta al VIH está amenazada por un recorte de los recursos.


Cuáles son los retos actuales


“Estos datos (del informe de ONUSIDA) muestran que la respuesta mundial al sida peligra seriamente. El hecho de no estar progresando rápidamente significa que estamos perdiendo terreno, ya que la pandemia prospera aprovechándose de la COVID-19, los desplazamientos masivos y otras crisis. Tengamos siempre presentes los millones de muertes evitables que estamos intentando detener”, afirmó Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONUSIDA.


El titubeo del progreso significa que el año pasado se produjeron aproximadamente 1.5 millones de nuevas infecciones, más de 1 millón más que los objetivos globales.


Las marcadas desigualdades a nivel nacional y entre los países están frenando el progreso en la respuesta al VIH, y el VIH está ampliando aún más esas desigualdades.


Es hora de actuar


Por eso, durante el Día Mundial de Alerta contra el SIDA, entidades gubernamentales y sin fines de lucro unirán sus voces para crear conciencia acerca de la importancia de educar, prevenir y eliminar el estigma que rodea el VIH a nivel global.


En el caso de Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), han reforzado sus iniciativas en esa dirección. A medida que EEUU continúa respondiendo al COVID-19, el aumento de las inversiones en la iniciativa Poner fin a la epidemia del VIH en los Estados Unidos (EHE) es vital para recuperar el impulso, avanzar en la innovación y lograr la equidad en salud.


La iniciativa EHE está ampliando cuatro estrategias basadas en la ciencia que pueden poner fin a la epidemia: diagnosticar, tratar, prevenir y responder. Para lograr el máximo impacto, los CDC continúan invirtiendo en las comunidades más afectadas por el VIH, para ayudar a los programas locales de VIH a recuperarse, reconstruir y comenzar a expandir las estrategias de EHE a raíz del COVID-19.


El alcance para ofrecer estrategias de prevención clave, como la profilaxis previa a la exposición (PrEP), se ampliará y fortalecerá en entornos como clínicas de ETS y programas de servicios de jeringas, que son fundamentales para llegar a las personas en riesgo de contraer el VIH que de otra manera no tendrían acceso a la atención médica.


Estas inversiones son parte de una audaz iniciativa del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos que se esfuerza por poner fin a la epidemia del VIH en los Estados Unidos para 2030. Si se dispone de recursos suficientes, la iniciativa eventualmente se expandirá a otras áreas.


Más información


Conoce más acerca de la lucha contra el VIH y SIDA en el mundo en la página web de ONUSIDA, así como en el sitio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

*Fuentes: ONUSIDA, CDC.gov y OMS

19 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


Die Kommentarfunktion wurde abgeschaltet.
bottom of page