top of page
Buscar

Únete a la lucha contra el cáncer de seno

Después del cáncer de piel, el cáncer de mama es el cáncer que se diagnostica más comúnmente en las mujeres en los Estados Unidos, explica la Clínica Mayo. De hecho, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) afirman que es el segundo más común entre las mujeres.


Afortunadamente, los índices de supervivencia han aumentado significativamente, gracias a los avances tecnológicos y el mayor acceso a fondos para investigación. La clave, según científicos y organismos especializados, es la detección temprana, que sólo se logra a través de la educación constante acerca del tema. De hecho, Clínica Mayo, indica que el número de muertes asociadas con esta enfermedad continúa reduciéndose, en su mayor parte a causa de factores como una detección más temprana, un nuevo acercamiento personalizado al tratamiento, y una mejor comprensión de la enfermedad.


Cómo se diagnostica


Según los CDC, el cáncer de mama es una enfermedad en la cual las células de la mama se multiplican sin control. Existen distintos tipos de cáncer de mama. El tipo de cáncer de mama depende de qué células de la mama se vuelven cancerosas.


El cáncer de mama puede comenzar en distintas partes de la mama. Las mamas constan de tres partes principales: lobulillos, conductos y tejido conectivo. Las herramientas más efectivas para diagnosticarlo son: el autoexamen y las pruebas de detección.


Las pruebas de detección del cáncer de mama consisten en revisar las mamas de la mujer para detectar el cáncer antes de que aparezcan signos o síntomas de la enfermedad. Todas las mujeres deben recibir información por parte de su proveedor de atención médica acerca de las mejores opciones de pruebas de detección para ellas. Principalmente, se recomiendan las mamografías o las pruebas de imagen por resonancia magnética.


Cuáles son los síntomas


Aunque varían en cada persona, sí hay algunos indicadores que podrían ayudar a detectar el cáncer de mama. Es importante, de todos modos, consultar con su proveedor médico y realizarse chequeos anuales, pues en ocasiones, no hay síntomas visibles de la enfermedad. Los CDC resaltan algunas señales de advertencia del cáncer de mama:


  • Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).

  • Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.

  • Irritación o hundimientos en la piel de la mama.

  • Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.

  • Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.

  • Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.

  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.

  • Dolor en cualquier parte de la mama.


Factores de riesgo

Algunas investigaciones han demostrado que el riesgo de tener cáncer de mama se debe a una combinación de factores. Los principales aspectos que influyen en el riesgo de una persona incluyen ser mujer y hacerse mayor. Según datos de los CDC, la mayoría de los cánceres de mama se detectan en mujeres de 50 años o más. Tener un factor de riesgo no significa que la persona tendrá la enfermedad, y no todos los factores de riesgo tienen el mismo efecto. Conoce más acerca de los factores de riesgo en la página web de los CDC.


Cómo prevenirlo


Aunque cada caso es distinto, sí hay algunas acciones que se pueden hacer para prevenir el cáncer de seno. La Clínica Mayo destaca:


  • Consultar con tu médico sobre los análisis para detección del cáncer de mama.

  • Familiarizarte con tus pechos durante un autoexamen para tomar conciencia sobre las mamas.

  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación.

  • Haz ejercicio la mayoría de los días de la semana.

  • Limita la terapia con hormonas posmenopausia.

  • Mantén un peso saludable

  • Opta por una dieta saludable


Más información


Obtén más detalles acerca de la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama en la página web de los CDC.

 

*Fuentes: CDC.gov, Mayo Clinic.

29 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page