Search
  • Alivia Health

5 maneras de mantener los medicamentos fuera del alcance de menores

Alrededor de 50,000 niños pequeños terminan en salas de emergencia cada año porque ingieren medicamentos mientras un adulto no está mirando. Estas visitas de emergencia se pueden prevenir siempre poniendo todos los medicamentos fuera del alcance y la vista de los niños cada vez que los uses.


La razón principal por la que tomamos medicamentos y vitaminas es para sentirnos mejor. Pero, cualquier medicina o vitamina, si se toma de la manera incorrecta, podría ser peligrosa. Los más pequeños suelen ser muy curiosos y llevarse cualquier cosa a la boca. En cuestión de segundos, podrían ingerir un medicamento o vitamina que esté a su alcance.


En un segundo, el hijo de Sugey y Carlos accidentalmente tomó unos medicamentos que habían quedado a su alcance. Escucha el relato y aprende cómo mantener tu familia a salvo.


Para evitar que caigan en manos de menores, la iniciativa del Grupo de Trabajo sobre Prevención de Sobredosis y Errores de tratamiento en Niños (PROTECT, por sus siglas en inglés) recomienda:


1. Escoge un lugar que esté fuera del alcance de niños


Encuentra un lugar en tu casa a una altura suficiente donde niños no puedan ver ni alcanzar. Recuerda que cada familia tendrá un lugar diferente, dependiendo de cómo sea su hogar. Busca dentro de tu casa el lugar más seguro para almacenar medicamentos para que estén fuera del alcance y de la vista de los niños, incluso entre dosis.


2. Guarda los medicamentos y las vitaminas después de cada uso, incluso entre dosis


Siempre guarda todos los medicamentos y las vitaminas después de usarlos, incluso los que usas todos los días. Nunca dejes los medicamentos a la vista en la cocina ni sobre la mesita de noche de un niño enfermo, incluso si tienes que darle otra dosis en pocas horas.


3. Asegúrate de que la tapa de seguridad está bien puesta


La mayoría de las medicinas vienen con tapas que dificultan que un menor las abra. Sin embargo, es importante que te asegures de que la tapa está bien puesta. Si el medicamento tiene una tapa enroscable, gírala hasta que escuches el “clic” o hasta que no gire más.


4. Enséñales la manera apropiada y segura de usar medicamentos


Es importante que aprendan desde temprana edad lo que son los medicamentos y las razones por las cuales debes ser tú o quien cuida de ellos quien se los dé. Nunca les digas que los medicamentos son caramelos o golosinas, ni siquiera cuando no quieran tomarlos.


5. Habla con tus invitados acerca de la seguridad de medicamentos


Si tienes visita, déjales saber que deben colocar sus bolsos o carteras que contengan medicamentos fuera del alcance y vista de menores.


El programa Fuera del Alcance y de la Vista, de PROTECT, tiene una serie de materiales gratis y enlaces a recursos para ayudarte a aprender más sobre cómo mantener a salvo a menores almacenando los medicamentos en lugares seguros. Haz clic aquí para acceder a la página web.




*Fuentes: Grupo de trabajo sobre prevención de sobredosis y errores de tratamiento en niños (PROTECT) & Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).


40 views