top of page

Hablemos del cáncer de pulmón

En Alivia Health, nos esforzamos por apoyar a pacientes y cuidadores en el camino hacia la salud y el bienestar. Con este propósito en mente, hemos redactado este artículo para proporcionarles información, seguridad y comprensión sobre el cáncer de pulmón. El contenido escrito ha sido meticulosamente elaborado con el respaldo de fuentes primarias, tales como artículos informativos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, garantizando así información precisa y confiable. Los invitamos a explorar este recurso para obtener una comprensión más profunda y que utilicen los siguientes enlaces para navegar el contenido de este artículo de manera eficiente:





¿Qué es el cáncer de pulmón?


El cáncer de pulmón es una enfermedad en la que las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control en los pulmones. Puede comenzar en los pulmones y luego diseminarse a otras partes del cuerpo o puede originarse en otros órganos y propagarse a los pulmones.


Tipos de cáncer de pulmón


Los cánceres de pulmón se dividen en cáncer de células pequeñas y cáncer de células no pequeñas (como los adenocarcinomas y carcinomas de células escamosas). De estas dos categorías, el cáncer de células no pequeñas es el más comúnmente diagnosticado. Cada tipo tiene sus propias características y puede requerir diferentes estrategias de tratamiento.


Síntomas del cáncer de pulmón


Los síntomas del cáncer de pulmón pueden variar en su intensidad y presentación, y a menudo se confunden con otras condiciones respiratorias. Algunas personas pueden experimentar:


  • Tos persistente o que empeora: La tos crónica que no mejora con el tiempo puede ser un signo de preocupación, especialmente si está acompañada de sangre.

  • Dolor en el pecho: El dolor en el pecho puede manifestarse como molestias o presión en el pecho y puede empeorar con la tos o la respiración profunda.

  • Dificultad para respirar: La falta de aliento o la dificultad para respirar puede ser un síntoma preocupante, especialmente si ocurre sin una causa aparente.

  • Sibilancias: Sonidos agudos o silbantes que pueden ocurrir al respirar. Estos sonidos surgen cuando las vías respiratorias de los pulmones se estrechan o se bloquean.

  • Tos con sangre: La presencia de sangre en la tos, ya sea en pequeñas cantidades o en cantidades más significativas, es un síntoma que debe ser evaluado por un médico.

  • Fatiga constante: El cansancio extremo y la falta de energía que no mejoran con el descanso pueden ser señales de advertencia de cáncer de pulmón, especialmente cuando se presentan junto con otros síntomas.

  • Pérdida de peso inexplicable: La pérdida de peso involuntaria y sin una causa conocida puede ser un signo de que el cuerpo está luchando contra una enfermedad, como el cáncer de pulmón.


Cabe resaltar que la presencia de uno o varios de estos síntomas pueden estar asociados a otras enfermedades. Cualquier persona que presente uno o varios de estos síntomas debe consultar a su médico para determinar la causa subyacente de sus síntomas.


Factores de riesgo del cáncer de pulmón


El cáncer de pulmón está estrechamente asociado con el hábito de fumar, que es el principal factor de riesgo para desarrollar la enfermedad. El humo del tabaco contiene miles de sustancias químicas tóxicas que pueden dañar las células pulmonares y desencadenar la formación de tumores cancerosos. Además del hábito de fumar, otros factores de riesgo incluyen:


  • Exposición al humo de segunda mano: La inhalación involuntaria del humo del tabaco también puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en personas no fumadoras.


  • Exposición al radón: El radón, un gas radiactivo que se encuentra en el suelo y puede filtrarse en los edificios, es otra causa importante de cáncer de pulmón.


  • Exposición a sustancias químicas en el lugar de trabajo: La exposición laboral a carcinógenos como el asbesto, el arsénico y las emisiones de diésel puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, especialmente en combinación con el tabaquismo.


  • Antecedentes familiares de cáncer de pulmón: Las personas con familiares cercanos que han tenido cáncer de pulmón pueden tener un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, lo que sugiere un componente genético en algunos casos.


Detección y diagnóstico del cáncer de pulmón


La detección temprana del cáncer de pulmón es fundamental para mejorar las tasas de supervivencia y los resultados del tratamiento. Sin embargo, el cáncer de pulmón puede que no cause síntomas en sus etapas iniciales, lo que dificulta su detección temprana. A continuación, se describe la estrategia principal de detección y utilizada en la práctica clínica:


Tomografía computarizada de dosis baja (LDCT)

  • La tomografía computarizada de dosis baja es la principal herramienta de detección para el cáncer de pulmón en personas consideradas de alto riesgo, como fumadores o exfumadores de cierta edad. Durante este procedimiento, se utiliza una máquina de rayos X especial para obtener imágenes detalladas de los pulmones.


Si estás considerando hacerte una prueba de detección, recomendamos que hables con tu médico de cabecera o un oncólogo. Es importante validar mediante una consulta si estás experimentando síntomas relevantes o si tienes algunos factores de riesgo asociados al cáncer de pulmón antes de incurrir en procesos de detección y diagnóstico.


Tratamientos y cirugías


El tratamiento del cáncer de pulmón depende del tipo y estadio del cáncer, así como de la salud general del paciente. Las opciones de tratamiento pueden incluir:


  • Cirugía: La extirpación quirúrgica del tumor y parte del tejido circundante es una opción para algunos pacientes, especialmente en etapas tempranas del cáncer de pulmón.


  • Quimioterapia: El uso de medicamentos anticancerígenos para destruir las células cancerosas o detener su crecimiento.


  • Radioterapia: La radiación de alta energía se dirige al tumor para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño del tumor.


  • Terapia dirigida: Medicamentos específicos dirigidos a frenar el crecimiento o la diseminación de células cancerosas.


En algunos casos, se puede utilizar una combinación de estas terapias para obtener los mejores resultados. Es importante que los pacientes discutan todas las opciones de tratamiento con su equipo médico y tomen una decisión informada que se adapte a sus necesidades individuales y preferencias.


Consejos de bienestar para pacientes y cuidadores


Al recibir la noticia del diagnóstico de cáncer, quizás te preguntes cómo harás frente a los cambios que ocurrirán en tu vida. Una manera de hacerlo es conociendo más sobre los cambios físicos y emocionales que a veces ocurren y los recursos disponibles que le ayudarán durante el proceso. Cuando vayas a poner en práctica los siguientes consejos, recuerda también hablar con el equipo de atención de la salud sobre sus preocupaciones y contar con tus familiares y amigos para recibir apoyo.


Hidratación

  • Bebe suficiente agua a lo largo del día, siguiendo las recomendaciones específicas de tu médico.

  • Evita el exceso de cafeína y alcohol, ya que estos pueden deshidratarle.

  • Considera consumir líquidos mediante alimentos como sopas y frutas con alto contenido de agua.


Actividad física

  • Consulta con tu equipo médico para determinar el nivel de actividad física adecuado durante esta etapa.

  • Realiza ejercicios de bajo impacto, como caminar o nadar, según tu capacidad y energía.


Seguir indicaciones médicas

  • Cumple rigurosamente con el plan de tratamiento prescrito por tu oncólogo.

  • Asiste a todas las citas médicas y realiza exámenes de seguimiento según lo recomendado.

  • Comunica cualquier efecto secundario o preocupación a tu equipo médico de inmediato.

  • Pare de fumar y de exponerse a humo de segunda mano, así como a otras sustancias carcinógenas.

  • Pare de fumar y de exponerse a humo de segunda mano, así como a otras sustancias carcinógenas.


Apoyo emocional

  • Busca el respaldo de amigos y familiares al momento de abordar tus pensamientos y emociones.

  • Considera unirte a grupos de apoyo locales o en línea donde puedas compartir experiencias con personas en situaciones similares.

  • Explora opciones de asesoramiento o terapia para manejar el impacto emocional del diagnóstico y el tratamiento.



Referencias


Información básica sobre el cáncer de pulmón. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Actualización 04/29/2024. Fecha de acceso: 04/29/2024.


*Descargo de responsabilidad: La referencia a productos comerciales específicos, fabricantes, compañías o marcas registradas no constituye su respaldo o recomendación por parte del Gobierno de los Estados Unidos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, o los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.


**Estos materiales están disponibles en el sitio web de la agencia de forma gratuita en:

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page