top of page

La lucha mundial contra el VIH de EE. UU. ha llevado un tratamiento que salva vidas a millones

Desde su inicio en 2014, un esfuerzo global liderado por Estados Unidos para luchar contra el VIH ha aumentado de forma dramática la cantidad de personas que ayuda, muestra un nuevo informe del gobierno.

En su informe, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. anunciaron que el número de personas que reciben un tratamiento contra el VIH que salva vidas a través del Plan de Emergencia para el Alivio del SIDA del Presidente (PEPFAR) se ha multiplicado por 300 en menos de 20 años, llegando a más de 20 millones de personas en 2022.

En qué consiste el esfuerzo

El PEPFAR, iniciado por el expresidente George W. Bush durante su mandato, ofrecía al principio terapia antirretroviral contra el VIH a apenas 66,500 individuos, en 2004.

"Los esfuerzos del PEPFAR han alterado de forma dramática el curso de la epidemia global de VIH", aseguró en un comunicado de prensa de los CDC la Dra. Debra Houry, directora médica de los CDC. "Debemos seguir desarrollando este impulso si vamos a eliminar el VIH como amenaza de salud pública para 2030. Estas inversiones salvan vidas y crean un mundo más seguro para todos nosotros".

Las estadísticas, que se publicaron el 14 de marzo en la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report, muestran que los tratamientos sí están funcionando: la cantidad de personas que reciben un tratamiento contra el VIH a través del PEPFAR con una prueba de carga viral que más adelante tuvieron un resultado de supresión viral también aumentó, de un 80 a un 95 por ciento entre 2015 y 2022.

Esto significa que su virus está bajo control, gracias al tratamiento, que también puede ayudar a prevenir la transmisión a las parejas sexuales, y que reduce el riesgo de transmisión de las madres a los bebés.

El impacto global

Los CDC trabajan con socios sobre el terreno en más de 50 países, para mejorar los métodos para encontrar, tratar y prevenir el VIH. También ofrecen respaldo a más de 10,000 laboratorios o centros de pruebas de todo el mundo, y ofrece unos sistemas de tratamiento y vigilancia que salvan vidas y que permiten a los países comprender qué áreas geográficas requieren con urgencia servicios relacionados con el VIH.

Unas grandes encuestas de familias, respaldadas por los CDC en seis países africanos gravemente afectados por el VIH, encontraron aumentos en las tasas de supresión de la carga viral de la población entre 2015 y 2021, según el informe. Las tasas de supresión mejoraron en Suazilandia, Lesoto, Malawi, Uganda, Zambia y Zimbabue. Estos aumentos en las tasas de supresión abarcaron desde un aumento de un 13 por ciento en Lesoto hasta un aumento de un 19 por ciento en Malawi, mostraron los hallazgos.

Pero las metas de PEPFAR aspiran a incluso más ahora: su estrategia de cinco años busca haber eliminado el VIH como amenaza de salud pública global en 2030.

Desde sus inicios, los esfuerzos de PEPFAR han ayudado a los países a responder a sus epidemias de VIH y han fortalecido sus sistemas de salud pública, anotó el informe de los CDC.

La agencia reportó que ha estado en las primeras líneas de los esfuerzos de PEPFAR por fortalecer los sistemas de salud y ayudar a los países a mejorar sus respuestas al VIH, al mismo tiempo que los ayuda a prepararse para futuras amenazas contra la salud.

Algunos ejemplos incluyen esfuerzos en Uganda para ampliar el tratamiento contra el VIH que salva vidas, que han prevenido más de 600,000 muertes relacionadas con el VIH y casi de medio millón de infecciones con el VIH desde 2004.

En Suazilandia, las tasas de infecciones nuevas con el VIH se redujeron casi a la mitad, y su tasa nacional de supresión de la carga viral del VIH se duplicó entre 2011 y 2016.

En Nigeria, el número de personas recién diagnosticadas con el VIH que comenzaron el tratamiento se multiplicó por ocho en apenas 18 meses, a pesar de la epidemia en curso.

Varios grupos todavía se quedan por detrás, debido a las desigualdades de salud fomentadas por el estigma y la discriminación. Entre los que se quedan por detrás en las tasas de supresión viral se encuentran las mujeres embarazadas y lactantes, los niños, los adolescentes y las personas que viven en prisiones, anotaron los CDC.

Los hombres también tenían una supresión de la carga viral más baja que las mujeres, y los jóvenes en general tenían una supresión más baja, en comparación con las personas mayores.

Más información


La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre el VIH.

 

*Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

*Fuente: HealthDay News

Copyright © 2023 HealthDay. All rights reserved.


14 visualizaciones0 comentarios

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page